Seguro de decesos en el impuesto de sucesiones

Los seguros de decesos en el impuesto de sucesiones

¿Sabes porqué los seguros de decesos son útiles cuando tenemos que hacer frente al pago del impuesto de sucesiones para hacernos herederos?

Una vez que nuestro familiar ha fallecido, se realiza el inventario de todos sus bienes y su avalúo (el valor de estos bienes), en éste se incluyen tanto los activos como los pasivos que tuviese contraídos la persona fallecida.

Cuando hablamos de activos, nos referimos a dinero en el banco, pisos, casas, tierras u otras propiedades inmobiliarias, inversiones, vehículos, seguros de vida o cualquier otra posesión material o financiera.

Cuando hablamos de pasivos, nos referimos a las deudas contraídas por el fallecido, como por ejemplo, préstamos o créditos personales pendientes de pago, hipotecas, saldos en la cuenta negativos, impagos.

A la hora de asumir todos los costes derivados de un fallecimiento, la pólizas del seguro de decesos que tuviera contratado el fallecido, pueden ser útiles para no tener que pagar esos gastos con nuestro propio dinero o con los bienes o dinero de la persona fallecida.

Como explicamos en la guía de qué hacer cuando alguien se muere, el coste completo del entierro es una deuda que se incluye dentro de la herencia.

Cómo interviene el seguro de decesos en la gestión de la herencia?

El seguro de decesos se hará cargo de todos los costes derivados del enterramiento o incineración del cadáver, a parte de liberarnos de toda la burocracia necesaria para hacerlo.
Hay que tener en cuenta que los costes del enterramiento de la persona fallecida se incluyen dentro de las deudas de la herencia, por lo que éste seguro evitará que el enterramiento o incineración afecte al patrimonio del fallecido o al nuestro propio en caso de que éste no dispusiese de lo necesario para sufragar su propio entierro. Es decir, nosotros no pagamos.

Cómo interviene tener una cobertura complementaria de un seguro de vida en el seguro de decesos en caso de herencia?

En caso de que el fallecido tenga una cobertura complementaria de un seguro de vida en su seguro de decesos, esta cobertura nos proporcionará una liquidez adicional. Los seguros de vida se pueden liquidar haciendo el pago del impuesto de sucesiones sólo por la prestación o indemnización del seguro, antes de liquidar el Impuesto de Sucesiones para hacernos herederos de todos los bienes de la persona fallecida. De esta manera, podremos utilizar el dinero del seguro de vida para hacer frente a gastos adicionales, relacionados con la herencia, como por ejemplo, deudas que pudiese tener contraídas la persona fallecida o el propio Impuesto de Sucesiones de la herencia.

Contratar adicionalmente un seguro de vida como cobertura complementaria a nuestro seguro de decesos es siempre una buena opción para no solo no hacernos partícipes del pago del entierro, sino que también nos permitirá cobrar una bolsa de dinero con el que afrontar deudas contraídas por el fallecido o hacer frente al impuesto de sucesiones, sin tener que pagar estos gastos de nuestro bolsillo.

En definitiva, tener contratado un Seguro de Decesos teniendo en cuenta nuestra situación personal concreta, puede ayudar a facilitar muchísimo los trámites tras el fallecimiento a nuestros familiares, ya que no tendrán que preocuparse de los temas burocráticos ni económicos derivados del fallecimiento. Es una buena opción para gestionar con tranquilidad un momento tan traumático como es el del fallecimiento.

Recomendaciones
Para ver si el fallecido tenía algún seguro contratado. Sería interesante que visitaras nuestro post sobre como saber si el fallecido tenía un seguro de vida o decesos contratado.

Si estás interesado en combinar un seguro de decesos con la cobertura adicional de un seguro de vida, haz clic aquí.

Los seguros de decesos en el impuesto de sucesiones
3.9 (77.78%) 9 votos

Deja un comentario