Dispersion cenizas espiritualidad

Dispersion de cenizas de los muertos – Perspectiva Espiritual

La dispersión de las cenizas de nuestros seres queridos después de ser incinerados siempre ha planteado un dilema moral ya que o bien les ayuda en la otra vida o les obstruye su próximo viaje.

Para ello hemos analizado cada uno de los aspectos que intervienen en el proceso, desde el origen de los ritos funerarios, planteamientos culturales, lugares donde dispersarlas, el proceso de la dispersión, mejores formas recomendadas, personas que intervienen en este ritual, los materiales con los que elegir nuestra urna y hasta una mención sobre que hacer con las cenizas de nuestra mascota.

Empecemos con una introducción sobre la práctica de la dispersión de las cenizas:

  1. Introducción a la dispersión de las cenizas

    Hoy en día existe una tendencia cada vez mayor de personas que eligen la cremación sobre el entierro como un rito fúnebre. El rito funerario de la cremación que se lleva a cabo ya sea en una pira funeraria o en un crematorio.

    Los restos se conocen comúnmente como las cenizas y se entregan a la familia en una urna. Todo el proceso, desde la recepción de las cenizas a la dispersión de las cenizas es importante desde un punto de vista espiritual.

    Dependiendo del proceso adoptado y del contexto cultural, podemos pensar en ayudar a nuestro bien amado familiar para seguir adelante en su vida futura o en hacer que que su permanencia se quede en el plano terrenal. Sin embargo, los familiares que reciben las cenizas en una urna de cremación son generalmente conscientes de cual es la forma que ellos entienden como espiritualmente correcta de dispersión de las cenizas.

    Las cenizas después de la cremación representan los últimos vestigios de la persona. Por tanto, las cenizas tienen las mismas cadenas de ADN que la de los ancestros difuntos.
    Sabemos médicamente que podemos identificar un cuerpo descompuesto que está más allá del reconocimiento por técnicas tales como las pruebas de ADN, etc., porque incluso un pequeño remanente de un diente o el cabello coincide exactamente con la persona en el plano genético.

    Vamos a plantear esta cuestión en función del plano etimológico y de la evolución de esta práctica a lo largo del tiempo.

  2. ¿Cómo se inició el hombre en la cremación y cuál fue su evolución?

    Se tienen las primeras constancias de rituales crematorios en el neolítico, hace aproximadamente 10.000 años, aunque su propósito fue cambiante conforme avanzan las diferentes edades y culturas.

    Esta práctica se ve especialmente reforzada en épocas de grandes enfermedades contagiosas, plagas, guerras y otras catástrofes, ya que de esta manera el cuerpo se descompone rápidamente y se ahuyentan a los malos espíritus que las provocan.

    También era una una cuestión cultural común y ampliamente extendida en la región del noreste de europa ya alcanzada la edad de bronce, como es el ejemplo del campo de urnas, necrópolis donde enterraban cientos de urnas con cenizas.

    La dispersión de las cenizas en la Religión Cristiana

    La religión cristiana abolió la práctica de esparcir las cenizas, exhumar un cadáver tenía la única finalidad de purificar un alma que había caído en pecado, herejía o en disonancia con el Dios cristiano. El Vaticano ha confirmado expresamente a través de un comunicado, que rechaza la práctica de la dispersión de las cenizas, o la pertenencia de las mismas fuera de los lugares sagrados de culto.

    No fue hasta finales del siglo 19 cuando la cremación se convirtió en una práctica legal en Europa y Estados Unidos.

    La dispersión de las cenizas en la Religión Hinduista

    De forma paralela, existen otras tendencias, como por ejemplo, la basada en la corriente de pensamiento Hinduista en la que su fundamento se plantea a un nivel más sutil e intangible que el remanente más pequeño del cadáver, incluso en las cenizas, tiene las mismas frecuencias y vibraciones como las que poseía el fallecido.

    Esta corriente está muy extendida en nuestros días, gracias al impulso de la misma a través del yoga.

    La creencia en estas frecuencias está basada en el planteamiento de que son generalmente como negativos en la naturaleza, como un vínculo sutil que existe entre las cenizas y el antepasado fallecido a causa de las frecuencias similares. Estas frecuencias y su vínculo sutil, según cómo se gestione puede crear obstáculos en el viaje del cuerpo sutil después de la muerte. El objetivo principal es ayudar a los antepasados ​​difuntos seguir adelante en la otra vida con el mínimo impacto negativo en los familiares sobrevivientes.

  3. ¿Dónde hay que mantener la urna de cremación hasta que se dispersan las cenizas?

    La elección de si es aconsejable o no, esparcir las cenizas inmediatamente después de su recogida es una elección trascendental en el proceso.

    Llevar las cenizas a una vivienda implica la conexión con el difunto más allá del recuerdo temporal, extendiendo su presencia en el entorno y en el recuerdo. Hay que ser conscientes de esta situación, ya que situaciones en las que algún familiar mantiene una fuerte conexión y o dependencia con el anterior, puede alargar un cuadro depresivo por la muerte y falta de superación de la misma.

    En el plano energético, alargar el tiempo en esparcir las cenizas aumenta la unión de cuerpo sutil del ancestro difunto y lo hace más terrenal en lugar de acelerar su impulso en el más allá. Si por alguna razón la dispersión de cenizas no se pudiera hacer de inmediato, esta corriente hinduista recomienda que la urna sellada es la mejor mantenerla fuera de la casa, guardada en algún lugar exterior etc.

  4. ¿Cuánto tiempo debemos esperar antes de esparcir cenizas de la cremación?

    Si la cremación se hizo en una pira funeraria las cenizas se recogen en general, a los 3 días. Esto se debe a que se necesita aproximadamente tres días para que las brasas mueran completamente. Si la cremación se realiza en un crematorio, las cenizas están disponibles el día siguiente.

    Elegir la forma en que se hace uso de las mismas es variable y a día de hoy existen multitud de opciones, más o menos originales, que hacer con las cenizas y mantener el recuerdo de la forma en que más se adecúe al planteamiento que el difunto expresa antes de su muerte.

    Sea cual sea el método de la cremación en según la creencia en las frecuencias de los Raja-Tama (corriente hinduista), cuanto más pronto sea la dispersión de las cenizas, menor es el impacto negativo de las frecuencias Raja-Tama. En algunos casos, en los que los familiares residentes estén en el extranjero y quieran ser parte del ritual de la dispersión de cenizas, en este caso, se tiene que sopesar el beneficio espiritual de los antepasados ​​y la prevención de la angustia a uno mismo por la dispersión de las cenizas de inmediato frente a la gratificación emocional de los familiares.

    A partir de aquí y dejando claros los conceptos culturales, tanto los que valoran en mayor o menor medida el componente espiritual, vamos a ver la mejor manera de realizar la dispersión de las cenizas.

  5. El entierro de las cenizas

    Una de las ventajas de la cremación es la facilidad con la que podemos gestionar la ubicación de las cenizas resultantes. Podemos enterrarlas en nuestra propiedad, en un núcleo familiar o en cualquier otro lugar acordado donde dejar los restos de nuestro familiar en forma de ceniza y que descansen en paz.

    Siguiendo la misma línea, enterrar dichas cenizas en una urna y sepultarlas bajo tierra, muchas culturas las consideran un blanco fácil para los fantasmas (demonios, diablos, energías negativas, etc.) y es mucho más fácil para ellos para hacerse con el control del cuerpo sutil del ancestro difuntos.

    En un nivel espiritual, el efecto adverso de las cenizas en el cuerpo sutil es idéntica a la de enterrar el cuerpo aunque sea de un poco menos de intensidad. Por lo tanto el entierro de un cadáver o entierro de las cenizas es un acto incorrecto.

    Teniendo en cuenta el número de entierros hasta ahora durante los siglos y los que vendrán, es evidente que todo el mundo tiene que enfrentarse a las consecuencias del aumento de sutiles básicos Raja-Tama, vibraciones generadas a través de este acto incorrecto. Cuando hay un aumento general de las vibraciones Raja-Tama en la Tierra, estas creencias advierten sobre un aumento de los desastres naturales, guerras, terrorismo, malestar social, etc.

  6. ¿Cual es la mejor manera de dispersar las cenizas ?

    La inmersión de las cenizas en el agua

    Después de que el cuerpo es cremado, la inmersión de las cenizas en el agua es una de las mejores maneras de deshacerse de las cenizas, sobre todo por la disolución instantánea de las mismas y la tendencia a pensar en que el difunto forma parte de una globalidad no localizada.

    En culturas asiáticas, consideran la existencia de ríos sagrados, ríos como el Ganges en la India ya que se considera que el agua que fluye es la mejor, ya que dispersa las cenizas y estas son recogidas por los dioses. Los crematorios en piras funerarias a la orilla de este río son famosos por su majestuosidad y ceremoniosidad con la que se realizan.

    ¿Qué se debe hacer con la urna después de sumergir las cenizas en el mar?

    Según las creencias Hindúes, como las cenizas se recogen en la urna, la urna recoge de las vibraciones en las cenizas. Conservar la urna o usarla más adelante puede dar lugar a malestar debido a las frecuencias perturbadoras asociadas, por lo tanto lo mejor es sumergir la urna en agua junto con las cenizas.

    El entierro de las cenizas

    Una de las ventajas de la cremación es la facilidad con la que podemos gestionar la ubicación de las cenizas resultantes. Podemos enterrarlas en nuestra propiedad, en un núcleo familiar o en cualquier otro lugar acordado donde dejar los restos de nuestro familiar en forma de ceniza y que descansen en paz.

    Siguiendo la misma línea, enterrar dichas cenizas en una urna y sepultarlas bajo tierra, muchas culturas las consideran un blanco fácil para los fantasmas (demonios, diablos, energías negativas, etc.) y es mucho más fácil para ellos para hacerse con el control del cuerpo sutil del ancestro difuntos. En un nivel espiritual, el efecto adverso de las cenizas en el cuerpo sutil es idéntica a la de enterrar el cuerpo aunque sea de un poco menos de intensidad. Por lo tanto el entierro de un cadáver o entierro de las cenizas es un acto incorrecto. Teniendo en cuenta el número de entierros hasta ahora durante los siglos y los que vendrán, es evidente que todo el mundo tiene que enfrentarse a las consecuencias del aumento de sutiles básicos Raja-Tama, vibraciones generadas a través de este acto incorrecto. Cuando hay un aumento general de las vibraciones Raja-Tama en la Tierra, estas creencias advierten sobre un aumento de los desastres naturales, guerras, terrorismo, malestar social, etc.

  7. Crear joyas u otros complementos con las cenizas

    Algunas personas hacen joyas de las cenizas resultantes de la cremación, colocando un mechón de pelo, una flor seca de la funeraria, cenizas, etc., dando como resultado diferentes piezas de joyería, como por ejemplo, un medallón, colgantes, pulseras, etc.

    Según como se mire, esto puede resultar ser una obra de arte, un recuerdo elevado y con valor, pero también puede ser considerado como un un daño hacia la vida del antepasado, como el apego por lo material y esta debilidad refuerza y evita el proceso de desvinculación entre el alma lo terrenal.

    A parte, puede ser considerado un gesto de atracción hacia miedos, gafes y maldiciones.

  8. Dispersión de las cenizas en avión

    Lo mejor es esparcir las cenizas en silencio y sin mucho alboroto, como señal de respeto a los muertos y también para mantener su apego mundano al mínimo.

  9. ¿Quién es la persona más adecuada para realizar el rito de dispersión de las cenizas?

    Cualquiera puede esparcir las cenizas, por lo general es un acto que atañe a los familiares más cercanos. Lo mejor es que sólo una persona lo realice para limitar el contacto con las cenizas.

  10. ¿De qué material debe ser la urna de cremación?

    Los fabricantes de urnas de incineración ofrecen una gran variedad de productos y terminaciones a elegir. La urna de cremación varía con el tipo de material utilizado, para el diseño en ellos, a la forma.

    Desde una perspectiva espiritual, se recomiendan lo siguientes aspectos de cara a la mejor selección de una urna:

    Materiales con los que estará hecha la urna: La gran cantidad y variedad de materias con los que se pueden hacer las urnas hoy en día es muy extenso.

    Dependiendo de la finalidad y el destino de la misma, elegiremos la opción que más ajuste para tal fin. Eso si, según la tradición espiritual, lo mejor es utilizar una urna de barro sin formato para la recolección y almacenamiento de cenizas. La urna no debería ser de cualquier otro material, como por ejemplo,el vidrio, metal, etc.

    La urna de barro cuando se sumerge en agua se disuelve completamente en el agua y por lo tanto no causa contaminación alguna.

    Diseño de la urna: El mismo principio aplicado a los materiales puede ser aplicado al diseño. El concepto debe ser el que mejor se adapte a las circunstancias, pero ciñéndonos al plano espiritual, esta debe ser realizada en base a un diseño sobrio, sencillo, sin decoración alguna.

    Forma de la urna: Urnas se fabrican en todas las formas y tamaños. Son generalmente cúbicas, cilíndricas, piramidales, etc. Las urnas con ángulos agudos como en las formas antes mencionadas dan lugar a aristas, golpes, posibilidad de rotura, por lo que se consideran frecuencias perturbadoras de las cenizas.

    Para sellar la urna, desde el momento de la recogida de las cenizas a su dispersión final, lo mejor es utilizar un paño de algodón blanco.

  11. ¿Debo esparcir las cenizas de mi mascota?

    Se recomienda que las cenizas de la mascota también deben ser sumergidas en agua por las mismas razones que en las cuestiones anteriores expuestas para los humanos.

    Algunas personas han expresado su deseo de enterrar las cenizas de su perro o gato junto con sus propias cenizas. Si bien no hay ningún problema cultural en hacerlo, la proximidad entre la mascota y el fallecido en la vida terrenal hace que se mantenga la vinculación y aumenta la posibilidad de que el espíritu del fallecido vague por la Tierra.

En resumen, la cultura a la cual pertenecemos nos marca las pautas para realizar en este tipo de eventos familiares que debemos gestionar.

Esperamos que los puntos aportados os resuelvan alguna duda o os hagan reflexionar sobre qué es lo correcto de cara a seguir el proceso de dispersión de las cenizas del difunto.

La voluntad de querer que el alma descanse en paz es un principio básico que debemos respetar.

Para más información sobre la dispersión de las cenizas en España y sus aspectos legales:
La legalidad sobre esparcir cenizas en España

Si quieres expresar tus opiniones sobre cualquiera de estos aspectos, siéntete libre de escribir tu comentario o si te ha gustado, compártelo en a través de las redes sociales.

Quieres contratar un seguro de decesos?

Contrata tu seguro de decesos o seguro por fallecimiento.

Contrata tu seguro de decesos

Dispersion de cenizas de los muertos – Perspectiva Espiritual
4.8 (95%) 4 votos

Deja un comentario